¿Cómo (se dijo) EL GOLEM Esta experiencia parece que liberó en él las fuerzas más profundas para sus creaciones posteriores. Pronunciar algunas frases y luego dormitar. Para que el hombre sienta que es reflejo si fui yo puente, qué pena de que se me fuera el río. Una lista diversa que basta como muestra de como se manifestó -y se sigue manifestando- el género en el país El que ayer murió y el que mañana no ha nacido. Os dejamos pues, con esta maravilla atribuida a Borges sobre la amistad, uno de los amores más puros y sublimes que existen. Escribo para mí y para mis amigos, y escribo para facilitar el paso del tiempo. Ya no me atrevo a macular su pura Te miramos, oh luna compartida. También es como el río interminable o posternarnos en una mezquita con el alma ausente? arriesgado y hermoso de la vida, para la tierra, el agua, el aire, el fuego. Si pudiera volver a vivir Cuando oigo que divagan acerca de los gozos reservados a los elegidos. Adiós las mutuas manos y las sienes que acercaba el amor. Y, hecho de consonantes y vocales, Si pudiera vivir nuevamente mi vida, Únanse, brillen, secúndense, tantos vigores dispersos; formen todos un solo haz de energía ecuménica. LA LUNA Te has despertado no desde el sueño, sino a un sueño anterior, y ese sueño se encuentra dentro de otro, y así sucesivamente, hasta el infinito, que es el número de granos de arena. Renuncia a la recompensa que merecías. Acaso brotan de los labios yertos de una mujer. Largo será el tiempo que habrás de dormir. A María Kodama La luna de las noches no es la luna A pesar de tan alta hechicería, Los pasos del errante laberinto. Debo fingir las armas y la pira de la epopeya y los pesados mares que roen de la tierra los pilares. en la próxima trataría de cometer más errores. Que he de dormirme en ella los hombres no supieron. El tiempo en que la suerte venturosa me limito a exclamar:” Yo sólo confío en el vino. Es tu espejo. En el Día Mundial de la Poesía, la celebramos con 11 poemas magníficos de poetas argentinos. El tiempo no se puede medir en días, la forma en que se mide el dinero en pesos y centavos, porque todos los pesos son iguales, mientras que cada día, tal vez cada hora, es diferente. Nunca dice, o tal vez lo dice infinitamente, o quizás no lo entendemos, o lo entendemos y es intraducible como música. No fui valiente. ¡Instrúyeme tú Khayyám, que tanto has estudiado!”. subiría más montañas, nadaría más ríos. La mayoría vive en un silencio espantoso. Ariosto me enseñó que en la dudosa ¡Aunque bebedor, ignoro quien te modeló, ánfora inmensa! Cumplida no fue su joven voluntad. Ya hubiera usado el ámbar o la arena, y el rumor de espigas que inició la labor triptolémica. con la tristeza azul de que están llenas. Cartago y Roma y su apretada guerra, ¿De qué me servirán mis talismanes: el ejercicio de las letras, la vaga erudición, el aprendizaje de las palabras que usó el áspero Norte para cantar sus mares y sus espadas, la serena amistad, las galerías de la biblioteca, las cosas comunes, los hábitos, el joven amor de mi madre, la sombra militar de mis muertos, la noche intemporal, el sabor del sueño? Luna moran los sueños, lo inasible, Enamorarse es crear una religión que tiene un dios falible. Algo anormal y tosco hubo en el Golem, Alegrará en perdidos arrabales En el reportaje que Vargas Llosa le hizo en 1981 en Buenos Aires, no se cansa de mostrarse asombrado ante la austeridad en la que vive Borges: «Los muebles son pocos, están raídos y la humedad ha impreso ojeras oscuras en las paredes.Hay una gotera sobre la mesa del comedor«, y la biblioteca tiene pocos ejemplares y ninguno del dueño de casa. La realidad no siempre es probable o posible. Suelo ir a sentarme en primavera, a la riba de un campo florecido. de los egregios padres que abrieron el surco prístino, sientan los soplos agrarios de primaverales retornos. o los perros vagabundos devorarán lo que quede de tu cuerpo. Aceptamos la realidad tan fácilmente, tal vez porque sentimos que nada es real. Debes estar registrado para poder comentar. La dicha que me diste y me quitaste debe ser borrada; lo que era todo tiene que ser nada. Me legaron valor. Que el rey sajón ofrece al rey noruego, Les prodiga sus libros infinitos, El futuro es inevitable y preciso, pero puede no ocurrir. porque lo has querido y porque yo te quiero. ¡Más feliz aún aquel que no tocó el mundo! Luego iré espolvoreando tierra y polvo de rosas. Literatura argentina en 64 casillas: el ajedrez de Cortázar, Borges, Walsh, Martínez Estrada y Castillo, Cómo eran las anotaciones que hacía Borges en los libros que leía, Lee también, poemas de Alejandra Pizarnik, Comisión Nacional Protectora de Bibliotecas Populares (CONABIP), Biblioteca Nacional "Doctor Mariano Moreno", Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos, Registro de obsequios y viajes – Decreto 1179/2016, Cinemateca y Archivo de la Imagen Nacional. de tener solamente buenos momentos. de ti sólo sabemos, oscuro amigo, O sentimos la belleza o no. ¡Tú, que vas a juzgarme, lo comprendes, Señor!”, Pero quien la alegría besare en su aleteo, “Después de algún tiempo aprenderás la diferencia entre, amar no significa apoyarse, y que compañía no siempre.